Fundación Aquae > El avispón

El avispón

diciembre 4, 2018
Compartir en

Si bien Delacroix decía que la Naturaleza es un diccionario del que pintaba,
lo que está pasando es que no leemos sus palabras.


En España
no hemos aprendido todavía a distinguir nuestras propias especies,
como este avispón
inconfundible por su gran tamaño,
y por esos colores rojos y amarillos
como el sol de otoño
bajo el que vuela.

Tiene cinco ojos,
dos compuestos, muy grandes, con los que enfocan,
y tres simples en el centro de la cabeza,
ahí los vemos,
haciendo un triángulo,
con el que no aprecian las formas,
pero sí
la intensidad de la luz.

Se suele confundir a este avispón con el asiático
que es negro, oscuro como un mal presagio,
porque es una gravísima plaga para nuestras colmenas.

Y al único eficaz competidor,
que es este coloreado avispón,
lo estamos destruyendo,
por no fijarnos un poco.

Anida el avispón en el tronco de los árboles viejos,
o en las estacas que, clavadas a la tierra,
sueñan que son árboles.

El sueño de aprender a leer la Naturaleza.

Mónica Fernández Aceytuno

Más Clips Natura
Otros proyectos Aceytuno

Compartir en