Fundación Aquae > Aire sólido

Aire sólido

Propuso poesía pero no fue suficiente. Era muy bonito sí, pero no bastaba. El proyecto que presentó de un puente colgante del aire al que se accedía a través de la imaginación no fue aceptado por el jurado de la empresa de ingeniería. Gustó y le pidieron un cálculo de estructuras, un estudio técnico del hormigón y concreción en la resistencia de los materiales a utilizar. Se negó, y se fue pegando un portazo, lamentando que su preciosa criatura fuese retada a peticiones tan sencillas y comunes.
DANIEL CUETO PRESA