fbpx
Fundación Aquae > Noticias > día mundial de los océanos, océanos > Proteger a los océanos, una cuestión vital

Proteger a los océanos, una cuestión vital

Durante la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro celebrada en 1992, nació el Día Mundial de los Océanos para celebrar la existencia de todos los océanos del mundo, nuestra relación con él y con sus ricos ecosistemas. Pero también para usar el día para conciencia sobre el papel crucial que desempeñan en nuestras vidas y la necesidad de protegerlos debido a la contaminación y al cambio climático.

07/06/2019
Compartir en

Los océanos actúan y son el pulmón del planeta. Regulan el clima y el tiempo, proporcionan alimentos y la mayor parte del oxígeno que respiramos. Son parte de la “economía azul”, aquella que reconoce la importancia de océanos y mares como motores de la economía por su gran potencial para la innovación y el crecimiento. Es uno de los ejes centrales de las vidas de los seres humanos. Alimento, energía, medicinas… los océanos son fuente de un gran número de recursos para nosotros. Por eso, se hace necesario reivindicar su cuidado y recordar los cada vez más crecientes peligros que asolan a las aguas oceánicas y aquello que contienen.

Los océanos cubren más del 70% de la superficie del planeta y solo un 1% de esa superficie se encuentra protegida. Se calcula que entre el 50% y el 80% de la vida en la Tierra se halla bajo la superficie oceánica y que, en su conjunto, los océanos son el 90% del espacio habitable. Pero tan solo se conoce una parte: el ser humano apenas ha explorado un 10%. El fitoplancton produce la mitad del oxígeno de la atmósfera a través de la fotosíntesis. Y absorbe el 25% de las emisiones de CO2 de la atmósfera emitidos por el ser humano, por lo que ayudan a mitigar el efecto de los gases de efecto invernadero.



¿Cuáles son los principales problemas a los que se enfrentan los océanos?

Hay varios, pero entre ellos destacan la sobrepesca; la contaminación, especialmente por plásticos; la destrucción de ecosistemas y hábitats y la alteración de la cadena trófica; y el calentamiento global producto del cambio climático. Todo unido da como resultado una panorámica muy preocupante para salud de muchas especies, tanto de fauna como de flora, así como para el ser humano.

Cada año, cuando se celebra el Día Mundial de los Océanos, se recuerda el impacto de los plásticos en las aguas oceánicas. Afortunadamente, el resto de los días del año es un tema que sigue denunciándose, si bien la problemática sigue estando presente desde diferentes ámbitos con el fin de detener esta contaminación. Algunas de las consecuencias producto de la presencia masiva de plásticos en los océanos son:


  • la alteración del hábitat y de la vida marina,

  • son sustancias que tardan mucho tiempo en degradarse.

  • muchos animales confunden los plásticos que flotan en el agua con sus presas y los ingieren

  • también se enredan accidentalmente en ellos provocándoles heridas e incluso la muerte.

  • la bioacumulación de las sustancias tóxicas procedentes de los plásticos a lo largo de la cadena trófica.




Otros datos relevantes para tener en cuenta sobre la contaminación de plásticos en los océanos a tener en cuenta:

  • El 80% de la contaminación en los océanos está causada por los seres humanos.

  • Alrededor de ocho millones de toneladas de plástico al año acaba en nuestros océanos, y causan estragos en sus ecosistemas.

  • La contaminación por plástico está costando la vida de un millón de aves marinas y de 100.000 mamíferos marinos al año.

  • Los peces comen el plástico de los océanos…, y el ser humano puede ingerirlo después al comer pescado.

 

Compartir en