Fundación Aquae > Noticias > “Nuestro planeta”, una serie sobre la naturaleza y lo que estamos perdiendo de ella

“Nuestro planeta”, una serie sobre la naturaleza y lo que estamos perdiendo de ella

La serie dirigida y narrada por David Attenborough retrata el paisaje y los animales que pueblan nuestro planeta, pero también incluye el triste impacto sobre el hábitat y las especies del ser humano, con los estragos del cambio climático presentes en todo momento.
09/04/2019
Compartir en

Nuestro planeta, serie que puede verse en Netflix, se estructura en ocho capítulos. En el primero, “Un planeta”, muestra la diversidad del planeta en su nivel más sobrecogedor, abarcando todos lo hábitats y especies a modo de introducción. “Mundos de hielo”, se centra en los polos y, sobre todo, en el cambio climático y cómo ha puesto en peligro a osos, morsas, focas y pingüinos, derritiendo el hielo y ocasionando que el nivel del mar aumente. El tercer capítulo, “Selvas”, habla de las junglas y las selvas, hogar una enorme variedad de especies animales que van desde las aves hasta las hormigas pasando por los orangutanes. “Aguas costeras” es el cuarto capítulo, en el que, además de mostrar la riqueza de la fauna marina que habita en las aguas costeras -el 90% de la fauna marina se encuentra en ellas-, muestra la necesidad imperiosa de proteger a esas especies, una lucha que se debe potenciar.



En su quinta parte, “Desiertos y praderas”, se centra en aquellos animales que viven en esos espacios naturales. En “Alta mar”, nos adentramos en las profundidades oceánicas, mostrando lo inhóspito de un espacio lleno de una bella extrañeza en las criaturas que lo habitan, un mundo desconocido y que no deja de sorprender por lo que oculta. En “Agua dulce”, la idea en la que se centra es la necesidad imperiosa de agua dulce para los seres humanos y en alertar de que su suministro, para otras especies marinas, se está volviendo cada vez más impredecible. Y, finalmente, en “Bosques”, mira hacia la convivencia en los bosques de diferentes especies que deben cohabitar entre ellas en un complicado equilibrio natural, así como en el peligro que tanto esas especies animales como los árboles experimentan debido al ser humano.



Aunque Nuestro planeta se parece mucho en su planteamiento y en sus imágenes a otros documentales previos, lo importante es que ha añadido una mirada hacia la pérdida debido al desarrollo humano descontrolado, la sobrepesca, la deforestación y el cambio climático. Algo que añade un gran valor a la serie, porque busca que el espectador no se olvide en ningún momento de una situación global extremadamente preocupante. Aunque el propio director ha reconocido lo complicado de transmitir en su totalidad y en profundidad la pérdida que se está produciendo, hace un enorme esfuerzo para contextualizar cada capítulo dentro de la realidad del cambio climático a la vez que resaltar, en cada espacio o hábitat, la grandeza de la naturaleza, lo que todavía hay, su vitalidad. Una manera de recordar al espectador lo que todavía tenemos y debemos cuidar antes de que, quizá, sea demasiado tarde.

 

Compartir en