fbpx
Fundación Aquae > Noticias > El polo norte magnético se desplaza a ritmo alarmante

El polo norte magnético se desplaza a ritmo alarmante

El campo magnético del polo norte se está moviendo hacia Siberia. Un fenómeno que, al parecer, puede poner en peligro al planeta y traer grandes consecuencias negativas. Los motivos son casi un misterio sobre el que están trabajando diferentes grupos científicos para resolverlo.

15/07/2019
Compartir en

A comienzos del siglo pasado, el polo norte magnético se encontraba en Canadá; a comienzos del XXI, en Groenlandia. Casi dos décadas después se está desplazando hacia Siberia a un ritmo aproximado de 40 kilómetros por año. Un movimiento con implicaciones importantes, dada la tendencia del campo magnético de la Tierra a revertir su polaridad, para el planeta y el ser humano.

El campo magnético


El campo magnético de la Tierra es generado por un líquido conductor de electricidad que se encuentra en la zona interna del globo terrestre y que se mueve a través de las corrientes de convección entre los núcleos internos y externos del planeta. A medida que se mueva, este líquido lleno de electrones y caliente, se desplaza hacia la superficie, donde se enfría, se vuelve mucho más denso y desciende de nuevo. Un proceso que se considera es el que genera el campo magnético.

Pero este fluido también se mueve cuando el planeta gira, contribuyendo con su viscosidad a crear una red enmarañada de líneas de campo magnético. Sin embargo, es un movimiento lento y, por eso, los polos cambian de manera gradual. Se crea un flujo turbulento de líquido, pero en un margen de decenas de miles de años.

La cuestión que ha surgido es, si los polos se mueven, ¿es posible que se giren de manera completa?


Los polos pueden girarse


En un estudio publicado en NewScientist, se asegura que el campo magnético de la Tierra ha cambiado en otras ocasiones; también se ha debilitado y fortalecido a lo largo de los tiempos. Se calculan 183 inversiones de los polos en los últimos 83 millones de año. El último, sucedió hace 780.000 años. De hecho, hace 75.000 años, el campo magnético estuvo a punto de colapsar, y de haber sucedido, la vida como la conocemos posiblemente no habría existido. Pero el núcleo interno comenzó a formarse, proporcionando una nueva fuente de energía para el campo magnético.

Para intentar rastrear el movimiento del campo magnético y la posibilidad de que los polos cambien, los científicos están desarrollando modelos informáticos para predecir con precisión el próximo movimiento del campo, intentando crear estructuras de flujo que sigan los patrones que se están produciendo en el campo magnético existente.


Otros modelos de investigación


Otros científicos han creado modelos más realistas con el mismo propósito. Por ejemplo, en la Universidad de Maryland, han creado un modelo preciso del núcleo de la Tierra, una bola de sodio líquido giratorio recubierta de acero inoxidable con un núcleo de metal sólido en el centro, el cual puede girarse de manera independiente. A través de este modelo han demostrado que el flujo de metal líquido amplificará y mantendrá un campo magnético y, por tanto, la hipótesis del geodinámico es verdadera.

Una evidencia que, todavía, no es lo suficientemente precisa como para predecir cuándo el campo magnético de la Tierra sufrirá inversiones, acerca a una explicación de sus causas.lo cual es muy importante para mejor el campo magnético de la Tierra y su capacidad para voltear, y así poder proteger mejor nuestra tecnología y redes eléctricas de las tormentas solares y los rayos cósmicos.

 

Compartir en