Fundación Aquae > Noticias > El derecho a aprender jugando en el Día de la Infancia

El derecho a aprender jugando en el Día de la Infancia

El 20 de noviembre de 1989 se acordó un texto en la Convención sobre los Derechos del Niño, el tratado internacional más ratificado de la historia. Tres décadas antes, también un 20 de noviembre, la Asamblea General de la ONU aprobó la Declaración de los Derechos del Niño.
20/11/2018
Compartir en

El 20 de noviembre de 1989 se acordó un texto en la Convención sobre los Derechos del Niño, el tratado internacional más ratificado de la historia. Tres décadas antes, también un 20 de noviembre, la Asamblea General de la ONU aprobó la Declaración de los Derechos del Niño. Pero al no tener carácter vinculante, no era suficiente para proteger los derechos de la infancia, de ahí que surgiese ese texto que está a punto de cumplir treinta años.

El Día de la Infancia nos viene a recordar que los niños y las niñas son el sector de la población más vulnerable en momentos de crisis, que son los que más sufren los problemas actuales. Por eso, en 1954, la ONU recomendó destinar un día a fomentar la fraternidad entre los niños y las niñas del mundo y promover su bienestar con actividades sociales y culturales. Un día también para celebrar los avances que se han producido, para recordar a quienes trabajan, en diferentes ámbitos, en proporcionar a niños y niñas de mejores condiciones de vida, y, sobre todo, para que nadie olvide el camino por recorrer.

Que todos los niños tienen derecho a la salud, la educación y la protección, independientemente del lugar del mundo en el que hayan nacido, es algo que cualquiera puede tener claro por sentido común. Y, sin embargo, no es así. No es necesario irse a los denominados países subdesarrollados para constatar que no todos tienen cubiertas unas necesidades básicas para poder desarrollar una infancia feliz y saludable. El trabajo a este respecto se debe llevar a cabo en todas los países y sociedades, que niños y niñas puedan disfrutar de una infancia enriquecedora que permita que crezcan con una posibilidad de futuro.

Desde la Fundación Aquae se lleva a cabo varias iniciativas que tienen como objetivo potenciar la infancia mediante propuestas creativas y que despierten el interés de los niños y de las niñas alrededor de la ciencia, la tecnología y la ingeniería desde un sentido lúdico, de juego, pero que enriquezca su formación como complemento de su educación en las aulas. Porque es esencial no olvidar que, incluso a aquellos que tienen unas mejores condiciones, deben cuidarse y ayudar a que su desarrollo personal sea más completo.

Su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) ha conducido a la Fundación Aquae a ciertas iniciativas relacionadas con la infancia que tienen los ODS como punto central. Trabajar por una educación de calidad (objetivo 4) y por la igualdad de género (objetivo 5), objetivos que están estrechamente relacionados con la educación y el desarrollo de los niños y las niñas; porque cumplirlos supone llegar a otros objetivos, como el 8, conseguir un trabajo decente y un crecimiento económico, pero también al 10, reducción de desigualdades, o, finalmente, el 16, paz, justicia e instituciones sólidas.

Así, Fundación Aquae ha apoyado el “FIRST LEGO League en España”. Un programa de ámbito internacional enfocado a estudiantes de primaria y secundaria. El objetivo es que los jóvenes participantes encuentren a través del juego y de la diversión que el mundo de la ciencia y de la tecnología es emocionante a la par que tomen conciencia no solo de la existencia de ciertos problemas, también de que hay soluciones y que ellos pueden ser parte de ellas.



FIRST LEGO League Junior”, es un programa para niños y niñas de entre 6 y 9 años centrado en la promoción de la ciencia y la tecnología. Su objetivo principal: despertar su curiosidad ante el descubrimiento y la mejora del mundo que les rodea. “FIRST LEGO League”, está dirigido a jóvenes de entre 10 y 16 años, está implementado en 88 países y participan alrededor de 320.000 jóvenes. Se divide en cuatro etapas que arranca en los colegios, a nivel local, y las competiciones acaban teniendo carácter internacional.

Para el grupo junior, se ha organizado “Aqua Adventure”, teniendo que crear una maqueta y un póster ilustrativo basado en el estudio de cómo se utiliza el agua en su casa y en el viaje que lleva a cabo para proponer cómo mejorarlo. Para el segundo, se ha ideado “Desafío Hydro Dynamics”, centrando en el ciclo humano del agua, para lo cual deben diseñar y programar un robot.

Iniciativas que tienen a los niños y a las niñas, en un amplio abanico de edad, como protagonistas para el aprendizaje y la potenciación de sus iniciativas, de su curiosidad, de una posible vocación científica. Y para que tomen conciencia del mundo que les rodea y del que son parte fundamental, tanto en tiempo presente como futuro. Algo que el Día de la Infancia quiere hacernos recordar a todos.

 

Compartir en