×

Sede central. Paseo de la Castellana, 259C.
28046 Madrid
T. 913 075 725
fundacionaquae@fundacionaquae.org

Oficina en Madrid. Santa Leonor, 39.
28037 Madrid
T. 913 621 024
fundacionaquae@fundacionaquae.org


SJWP Aquae

El ‘Nobel’ del agua juvenil

Fundación Aquae organiza la competición nacional de Stockholm Junior Water Prize, el ‘Nobel’ del agua juvenil. Jóvenes de entre 16 y 21 años de cualquier centro educativo de España pueden enviar sus trabajos de investigación o proyectos alrededor del agua y de la sostenibilidad.

Agua y sostenibilidad son el binomio sobre los que se sustentan los trabajos de investigación del Stockholm Junior Water Prize que celebra este año su XXIII edición, un certamen nacional que organiza Fundación Aquae y que ofrece a jóvenes la posibilidad de presentar sus trabajos. El ganador de la final española compite en el mes de agosto por el título internacional en Estocolmo.

La participación en esta competición está abierta a todo proyecto de investigación escolar cuyo tema central sea el agua y, en particular, la gestión de los recursos hídricos, la protección del agua y el tratamiento de aguas (potables y residuales). Trabajos que deben estar enfocados a la mejora de la calidad de vida de la sociedad y, a través de los cuales, se pueda obtener resultados concretos con una metodología que puede ir desde la experimentación científica al desarrollo de tecnologías pasando por investigaciones de carácter social.

El edición del año pasado, Miguel Aragón Fernández y Miguel Sequeiros Doval, idearon un innovador sistema ecológico para degradar las toallitas higiénicas, basado en la capacidad del gusano de la miel para descomponer los compuestos derivados del polietileno.

Rita Blasi, ganó el certamen en 2017 con su proyecto “Las microalgas y los purines, una nueva fuente de recuerdos”, Con el objetivo de encontrar un sistema rentable que permitiese el tratamiento del excedente de purín y la producción de subproductos de alto valor añadido, se trabajó con microalgas y técnicas avanzadas de pretratamiento (electrocoagulación).

En 2016, Pep Pou, partió de la premisa, ¿cómo reaprovechar el ciclo del agua en Figueras y hacerlo sostenible? Al comprobar que la cuenca del río Muga tenía un déficit hídrico, pensó en la regeneración del agua haría aumentar los recursos y mejoraría la calidad del agua. A partir de ahí, surgió el trabajo “Agua regenerada, un paso más".