Fundación Aquae > Aquae Talent Hub > Cómo hacer tu primer plan de negocio

Cómo hacer tu primer plan de negocio

modelo de negocio

Ya seas un autónomo que se va a dedicar a dar clases particulares o quieras montar una Start Up tecnológica, todo empieza y muchas veces acaba, por hacer un buen plan de negocio. Pero uno de verdad, no el cuento de la lechera. Vamos a contarte de forma muy sencilla y directa cómo tienes que hacerlo.

Una idea de negocio no es un plan de negocio

Tener una buena idea, saber hacer algo muy bien o haber inventado algo no es por sí mismo un negocio. Muchos emprendedores novatos piensan que con abrir las puertas de una tienda empezarán a ganar dinero. O que por ser ellos, les van a llamar para encargarles trabajos. La realidad es que mucho antes de ganar dinero, lo vas a perder.

Un plan de negocio es sencillamente hacer las cuentas para saber cómo y cuándo vas a empezar a ganar dinero con tu trabajo.

Antes de ganar hay que perder en un negocio

O dicho de otro modo, nadie gana dinero si no lo tiene antes. Por eso se llama inversión, porque sólo el dinero genera más dinero, con trabajo y talento, pero primero, gastando.

Esto es lo que muchos no acaban de entender al montar una empresa. Compáralo con invertir en bolsa o en depósitos. Tal vez ganes un 2% o un 20% al año, pero el principal no lo tendrás tú. Es decir, que para ganar 20€ o 200€ al año tendrás que tener 2.000€ primero. ¡Y no podrás usarlos mientras!

Pues montar un negocio es lo mismo. Primero tendrás que gastar tu dinero hasta que los clientes se lo gasten en ti, y lo vayas recuperando. O puede, y esto no te lo suelen contar, que no lo recuperes nunca pero vayas teniendo unos ingresos mensuales que te permitan vivir, sin desinvertir lo que has adelantado. Y ahí es donde llegan las cuentas de tu primer plan de negocio.

El plan es perder dinero hasta que lo empiezas a ganar

Suena crudo y lo es, pero es mejor que lo sepas ahora y no cuando sea tarde. Las cuentas que tienes que hacer es cuánto dinero necesitas para poder trabajar hasta que vendas lo suficiente. Puede que ese dinero tardes años en recuperarlo, incluso puede que lo pierdas para siempre. De hecho el 70% de las empresas no llegan a su tercer año, y muchas de ellas se cierran porque no tenían previsto qué pasaría cuando las ventas tardaran en llegar.

En resumen, piensa que el dinero del primer mes, y del segundo, y así durante muchos más, no llegará de los clientes sino de tus ahorros, de ese “capital social” que no es una obligación legal sino una necesidad de supervivencia.

Vamos a hacerte un esquema muy sencillo y hasta optimista, para que te hagas una idea. Y, aunque te sorprenda, te aseguramos que hemos visto muchos emprendedores que no hicieron estos números antes de lanzarse.

Plan de negocio de un Autónomo

Lo primero, los gastos que no puedes evitar y que tendrás que pagar vendas o no, desde el primer día que empieces.

1. Cuota de la Seguridad Social. Aunque varía en países y casos, en España por ejemplo está entre 50€ los primeros meses a los 270€ de cuota mínima. Eso al año es más de 3.000€ que tendrás que tener antes de nada.

2. Gastos de Actividad. En el mejor de los casos, trabajas desde casa, con tu ordenador y tu móvil. Igualmente, vendas o no. Si te lo puedes permitir, puedes contratar un espacio de coworking. Todo eso, son gastos que tampoco podrás dejar de pagar ni un solo mes. Vamos a ser muy generosos y pensar que el ordenador que tienes ya te sirve, que el teléfono también (salvo la cuota de llamadas y datos) y que en tu casa tienes sitio. Pero vamos a sumar otros pequeños gastos que te van a surgir fijo: comer fuera de casa de vez en cuando, gasolina o taxi o cuotas de carsharing o abono transportes… muy por lo bajo, serán unos 150 € mes. Que ya son otros 1.800€ al año.

3. Impuestos. Se supone que los impuestos que pagues será porque hayas vendido algo. Como mínimo será el IVA. Y aunque pienses que el IVA no lo pagas tú sino tu cliente en la factura, una cosa es la fecha de factura y otra cuando te paguen. Así que más de un trimestre tendrás que adelantar un dinero que no has cobrado aún. El sistema funciona así de momento. Eso significa que siempre tendrás que tener un remanente ahorrado.

4. Imprevistos. Igual que ese remanente para los impuestos, tienes que tener previsto lo imprevisible, que en realidad es muy previsible: que se te rompa el móvil y tengas que comprar otro, que un trabajo salga mal y tengas que repetirlo pagándolo tú… esto no podemos decirte cuánto supone, porque depende mucho de tu actividad, pero lo que está claro es que no puedes tener nunca la cuenta a cero.

5. Tu sueldo, por supuesto. Porque aunque seas tú solo sin empleados, y te apañes con poco, hasta que empieces a vender de verdad vas a necesitar vivir de algo. Tanto si te pones un sueldo como si tiras de ahorros, ese dinero cuenta como parte de la inversión inicial. Si lo vas a pedir prestado, más aún. Siendo otra vez humildes, digamos que te conformas con 1.000€ al mes. Ya son 12.000€ al mes. Y ojo, porque de ahí, el 21% se lo tienes que da a Hacienda cada mes, cobres tú o no. Al año siguiente, al hacer la declaración de la Renta, puede que te lo devuelvan o puede que no. Pero es así la vida del emprendedor…
Así que como mínimo, necesitarás 210€ al mes para Hacienda, que ya son 2.520€ al año.

RECAPITULANDO, que es tu negocio.

Lo muy mínimo que vas a necesitar el primer año será:
Seguridad Social: 3.000 € año

  • Gastos varios:        1.800 € año
  • Seguridad Social:  3.240 € año
  • Impuestos:             2.520 € año
  • Sueldo:                 12.000 € año
  • Total:                 22.560€ año

Recuerda que es una estimación a la baja, pero…. ¿Tienes ya ese dinero?

En este punto, llega la ilusión de muchos y sus expectativas

La Ilusión es lo que mueve el mundo y sin eso, el dinero tampoco sirve. Pero tampoco basta. La mayoría piensan que son tan buenos que el primer mes ya venderán por lo menos 2.000€… o la mitad pero el siguiente ya “se van a forrar”. No lo hagas.

Lo normal es que hasta por lo menos el tercer mes no veas un euro de ventas, que aunque vendas el primer día, entregar el trabajo y cobrar es otra cosa.

Tienes que estar seguro de que puedes aguantar el primer año sin vender como para cubrir gastos, incluso un segundo.

Y con suerte y esfuerzo, el tercero tal vez ingreses ya esos 2.000€ al mes que te permitan seguir… Pero sin recuperar aún la inversión inicial. Es más, probablemente en esos dos años haya surgido algo que te obligue a invertir más para poder seguir adelante sin tirar todo lo invertido hasta ese momento.

Últimos consejos básicos para hacer un plan de negocio

Aprende a contener los gastos y ahorrar. 
Un mal típico de los emprendedores es pensar que siempre vas a vender lo mismo o cada vez más. La economía tiene ciclos con crisis, los clientes se van a la competencia, tu trabajo puede quedar obsoleto (recuerda los videoclubs)…

Ingresos no es igual que ganancias
Otro básico muy olvidado, antes de que te quede algo a ti hay que repartir por todas partes al Estado, a proveedores… muchos meses todo lo que vendas irá para otros.

Un inversor quiere ganar dinero
Los bancos no prestan dinero por buenas ideas o un buen CV. Quieren un plan de negocio serio que les demuestre que les vas a devolver el dinero. Dinero que estará avalado por una propiedad que ya tengas, porque como dijimos, antes de ganar dinero tienes que tenerlo. Y si algún amigo, familiar o business angel te deja el capital, querrá que se lo devuelvas y normalmente, con algún rendimiento.

Si vamos a emprender, vamos a emprender
Si te has venido abajo viendo la realidad que casi nadie te cuenta cuando se habla de emprender, vuelve arriba. Millones de personas como tú lo han logrado, porque además de una buena idea, lucharon por ella, se esforzaron y arriesgaron pero con sentido común. Ahora que sabes la verdad, será más fácil.
Busca ayuda del que sabe.

Salvo que seas un genio, solo es muy difícil. Los grandes empresarios se han hecho millonarios juntándose a personas más listas que ellos.

Una buena idea si eres joven es además contar con ayuda de los senior, profesionales que ya se han curtido en temas de finanzas, mercados, producción… tal vez tú tengas una idea disruptiva, pero ellos tienen una experiencia que a ti te costará tiempo y dinero. Escúchales.

Ten en cuenta a la competencia objetivamente

Los demás también son emprendedores, listos y trabajadores. Menospreciar a la competencia es un error muy grave que te costará tu negocio. Los clientes, recuerda cómo compras tú, son muy exigentes y eligen mucho. Pero sobre todo, evita montar tu negocio en lugares donde ya hay una competencia muy establecida si no vas a aportar algo realmente nuevo y mejor, especialmente si es una tienda. MOntar una panadería en una calle que ya hay tres, no es buena idea por lo general.

 

Y ahora sí, te toca poner toda la carne en el asador. En Aquae Talent Hub enontrarás mucha inspiración y consejos útiles, como estos otros diez o modelos de negocio que innovan. ¿Cuál es tu idea?

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar