Cultura

Fotografías con mensaje y premio

Una imagen que parecía sacada de una película, pero que resultó ser la cruda realidad, ha sido la fotografía galardonada este año por el World Press Photo Award, el premio más prestigioso de fotoperiodismo del mundo. El fotógrafo Burhan Ozbilici captó el momento del asesinato del embajador ruso en Turquía mientras inauguraba una exposición en una galería de arte de Ankara.

La organización de este conocido concurso ha dado a conocer esta semana los ganadores y finalistas de las distintas categorías del premio, vinculadas sobre todo a temáticas de actualidad, pero que también premia las mejores fotos de personas, deportes o naturaleza.

Hasta el 12 de marzo, el Palacio Joan de Valeriola de Valencia acoge la exposición “Podrías ser tú”, con imágenes del World Press Photo 2015, edición dedicada a visibilizar el problema de los refugiados.

Gracias a un acuerdo con la Comisión de Ayuda al Refugiado del País Valencià (CEAR PV), se han programado visitas guiadas y actividades paralelas que abordarán esta problemática de actualidad en todas las sociedades.

En la exposición se puede contemplar la fotografía ganadora de 2015 ‘Hope for a New Life’ (‘Esperanza por una nueva vida’), del australiano Warren Richardson, que fue tomada en la frontera entre Serbia y Hungría.

La imagen, en blanco y negro, refleja cómo un bebé pasa por un hueco a través de la barrera que separa los dos países, de los brazos de un hombre a los de otro, en un momento de gran tensión por el cierre de fronteras a los refugiados.

Fundación Aquae también apuesta por la imagen gráfica para movilizar y sensibilizar a la ciudadanía en torno a un tema clave: el agua. Cada año, con motivo del Día Mundial del Agua, la fundación convoca su premio PhotoAquae. En 2016 se concedieron tres premios en sendas categorías, incluyendo una nueva opción de participación a través de Instagram, y las mejores instantáneas se han recogido en un libro que puede descargarse de la web de Aquae.